¿Qué es maquinaria? - Definición y tipos de maquinaria

¿Qué es maquinaria? - Definición y tipos de maquinaria

Maquinaria es un concepto utilizado en contabilidad para referirse a aquellos bienes tangibles dedicados a la producción, una utilidad o una actividad concreta. Por esta razón se considera un activo del subgrupo de activos no corrientes, el cual se aspira a que sea capaz de ofrecer una vida útil amplia.

Maquinaria empresarial

Este activo forma parte común de las empresas y tiende a ser proporcional a la cantidad de activos corrientes y no corrientes según sus equivalentes pasivos, o sea, los pasivos corrientes y no corrientes.

Esto significa que cuando las empresas tienen valores importantes comprendidos en activos no corrientes como las maquinarias, es frecuente que dichos activos se relacionen con una deuda importante en el futuro. Por ello, es sumamente fundamental que la vida útil sea por lo menos de un período de amortización pasivo. De no ser el caso, la inversión provocaría pérdidas para la empresa.

Una buena forma de entender esto es imaginando una situación hipotética en que se invierte mediante financiamiento en un automóvil. Generalmente, los automóviles cuentan con un financiamiento que no supera los 8 años, pese a que la vida útil de los automóviles ronda los veinte años.

Esto se realiza de esta manera partiendo del principio de que, si el propietario del vehículo quisiera venderlo antes del vencimiento del préstamo, tenga la posibilidad de cancelarlo mediante los ingresos propios de la venta. El mismo principio es aplicado con las máquinas.

Tipos de maquinarias

No existe un solo tipo, sino que dependiendo del área en que se utilizan o sus características se clasifican como industriales, agrícolas, usadas o nuevas, domésticas, entre otras. Por ejemplo, las domésticas son aquellas empleadas en la vida diaria para realizar labores tan sencillas como preparar un café.

Entre las agrícolas se encuentran todas las que son usadas en el área de la agricultura, por ejemplo, las cosechadoras. En este sentido, se debe mencionar que forman parte de la vida cotidiana de todas las personas.

Dentro de los diferentes tipos que existen, las que más resaltan en la economía son las industriales. En este tipo se encuentran las máquinas orientadas a la producción y transformación de bienes y servicios con el objetivo de llevarlos a un consumidor final a cambio de un beneficio económico.

Cabe destacar que cada maquinaria tiene un nombre propio. En algunos casos estos nombres pueden tener cierta complejidad aunada a tecnicismos. Asimismo, la complejidad de estas también varía mucho, ya que algunas contienen una gran cantidad de elementos tecnológicos en su interior, los cuales son responsables de su capacidad para realizar diferentes funciones.

En este sentido, las máquinas domésticas suelen tener una mayor demanda en el mercado y sus costes también suelen ser más reducidos. Por el contrario, otros tipos como la maquinaria agrícola e industrial pueden alcanzar precios bastante altos, lo que motiva a ciertas empresas a invertir en máquinas de segunda mano.

Esta clase de inversión resulta especialmente útil en aquellas circunstancias donde solo se necesita un determinado tipo de máquina de forma temporal, por lo que no es necesario que cuente con una vida útil especialmente larga.