¿Que es el mercado? - Relación con la Economía

que es el mercado

El mercado en economía hace referencia a un sistema regido por leyes de oferta y demanda, las cuales se estipula, son las encargadas de dirigir la producción de servicios y bienes.

El concepto de oferta comprende al capital, la mano de obra y los recursos naturales. Por su parte, el concepto de oferta comprende a las empresas, el Estado y las compras de cada consumidor.

La economía de mercado

La economía de mercado es una economía en la que la propiedad privada y pública de las empresas es la norma. Los obreros y trabajadores trabajan para estas empresas. La tierra, los edificios, los materiales, los recursos y el dinero son propiedad de las empresas y los consumidores.

Estas entidades pueden hacer negocios entre sí como consideren necesario, y los consumidores pueden comprar y vender a su discreción. Las empresas venden sus productos y servicios al precio más alto que pagan los consumidores. Los precios también están determinados por la competencia. Si una empresa vende algo por 2 dólares, otra que venda el mismo artículo puede cobrar 1,95 dólares para atraer a más compradores.

Esta competencia hace que la gente y otros negocios busquen los precios más bajos que puedan encontrar. Los trabajadores promueven sus habilidades y servicios con los salarios más altos posibles que puedan atraer; los empleadores buscan conseguir los empleados más cualificados con los salarios más bajos posibles.

Las economías de mercado ofrecen libertad de elección y de empresa a los consumidores y a las empresas.

Cómo funciona una economía de mercado

Para que una economía de mercado funcione, deben estar presentes los siguientes elementos:

Empresa privada

La mayor parte de los servicios y bienes forman parte de las empresas privadas. Los propietarios pueden beneficiarse de su propiedad vendiendo o alquilando bienes, productos o servicios.

Libertad de elección

La libertad de elección se refiere a que todas las personas tienen el pleno derecho de comprar, producir y vender servicios y bienes dentro del margen competitivo del mercado.

Solo tienen dos factores que escapan en cierto modo a su control. En primer lugar, un comprador debe estar dispuesto a pagar el precio que ellos fijan para sus bienes o servicios. En segundo lugar, la cantidad de capital que tienen viene determinada por los costes de producción y venta de sus bienes y el precio al que pueden venderlos.

Motivo de interés propio

La mayoría de las empresas se han creado pensando en los intereses de las personas que las pusieron en marcha. Una economía de mercado ofrece oportunidades, da a las personas la posibilidad de trabajar por sí mismas y les permite mantener a sus familias de la manera que más les convenga. Se considera que el interés propio es uno de los principales factores de éxito de la economía de mercado.

Ahora bien, este elemento establece que las personas buscan vender sus productos al mejor cliente, a la vez que se negocia el precio más bajo posible para la compra

Como resultado, aunque el motivo es egoísta, a la larga beneficia a la economía. Genera un sistema de subastas que establece precios para los bienes y servicios que reflejan su valor de mercado. El sistema también crea una imagen precisa de la oferta y la demanda en cualquier momento.

Competencia

Gracias a la presión que ejerce la competencia entre diferentes empresas, los precios de los productos se mantienen bajos. Además, la competencia también es responsable de que se mejore la eficiencia de los productos y servicios.

En el caso de los precios, ocurre lo contrario en las situaciones donde la demanda supera con creces a la oferta, pues los precios tienden a ser más elevados. Por fortuna, esto impulsa a la competencia a producir el mismo bien, lo que eventualmente aumenta la oferta y tiene como consecuencia la reducción de precios.

Esta presión competitiva se aplica también a los trabajadores y a los consumidores. Los empleados compiten entre sí por los puestos de trabajo mejor pagados, y los compradores compiten por el mejor producto al precio más bajo.

Sistema de mercados y precios

Una economía de mercado depende de un mercado eficiente en el que se vendan bienes y servicios. Se dice que un mercado es eficiente cuando todos los compradores y vendedores tienen igual acceso a la misma información sobre los precios, la oferta y la demanda. En consecuencia, las variaciones de los precios son un reflejo de las leyes de la oferta y la demanda. Hay cinco determinantes de la demanda:

  • El precio del producto.
  • Renta de los consumidores.
  • Gustos de los consumidores.
  • Precios de productos relacionados.
  • Las expectativas del comprador.

Asimismo, hay cinco determinantes de la oferta:

  • Número de vendedores en el mercado.
  • Nivel de tecnología utilizado en la producción.
  • Cantidad de regulación, impuestos o subvenciones.
  • El precio de otros bienes.
  • La expectativa de los precios futuros.