¿Qué son las tendencias? - Definición y ejemplos de tendencias

que son las tendencias

Una tendencia en los mercados financieros es cualquier cosa que altere el mercado en el que opera una empresa. Puede tratarse de algo de tanto alcance como la tecnología de inteligencia artificial, tan voluble como las preferencias de los consumidores o tan específico del sector como las nuevas normativas. De hecho, es casi seguro que hay múltiples tendencias de mercado que afectan a un negocio al mismo tiempo en todo momento.

La importancia de estar al día con las tendencias de los mercados radica en que así es como se crece a nivel empresarial. No mantenerse al día no significa que esos cambios pasen de largo. Aunque no se puede detener el impulso de los cambios, como la tecnología o las normativas, sí se pueden tomar medidas para crecer a la par que esos cambios. Por eso, mantenerse al día con las tendencias del sector es la mejor respuesta.

Este seguimiento de las tendencias no tiene por qué suponer horas de investigación cada semana. Al entender los tipos de tendencias del mercado, se puede distinguir lo que tiene sentido para un negocio. Este análisis específico ayuda a adaptarse y a seguir siendo competitivo en cualquier entorno empresarial que cambie rápidamente.

Ejemplos de tendencia

Si se intenta hacer una simple búsqueda en Google de "tendencias del mercado", es probable que se obtenga mucha información sobre acciones, finanzas e inversiones. Hoy en día este término se aplica a muchos sectores, pero tiene sus raíces en las finanzas.

Aunque un sector de actividad puede ser el de los servicios B2B, el comercio minorista, la energía, la tecnología, la sanidad o muchos otros sectores de la economía, es posible aprender de las tres formas en que los profesionales financieros piensan en una tendencia de mercado.

Al respecto, hay que decir que las tendencias del mercado a corto plazo se producen en unas pocas horas o días. En el marketing o el posicionamiento empresarial, esto incluiría las noticias y los eventos actuales, las tendencias de los medios sociales o los eventos de ventas como el Prime Day y el Black Friday.

Por ejemplo, si aparece una noticia relevante para un negocio, se recomienda contenido sobre ella rápidamente para captar el interés antes de que desaparezca.

Las tendencias intermedias del mercado duran entre dos y ocho semanas. En las finanzas, se trata de repuntes y giros que pueden desconcertar a los analistas. En los negocios, las causas de las tendencias intermedias pueden ser más fáciles de precisar, pero no siempre.

Acontecimientos como la temporada de vacaciones, las elecciones, la época de impuestos o los plazos de cumplimiento específicos del sector representan algunos factores que pueden impulsar las tendencias intermedias del mercado.

Es posible que los competidores de una empresa hagan algo cada año para marcar algunas de estas ocasiones, o que los clientes busquen productos o servicios únicos durante unos meses. Otras veces, las personas influyentes o las investigaciones emergentes impulsan estas tendencias de interés.

Finalmente, hay que mencionar que las tendencias de mercado a largo plazo duran años e incluso décadas. Se trata de grandes cambios sociales que afectan a un determinado negocio, como los dispositivos móviles y la inteligencia artificial, las brechas o deficiencias en la canalización del talento, y los cambios culturales como el movimiento #metoo o las demandas de igualdad racial.